Resuelven el gran misterio del Sistema Solar del 2015: las manchas de Ceres

Resuelven el gran misterio del Sistema Solar del 2015: las manchas de Ceres

Ha sido el gran misterio del Sistema Solar del 2015: ¿qué son las manchas luminosas de Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter?

Y los científicos creen haber encontrado algunas respuestas.

Se trata de lugares en los que los impactos de otros objetos espaciales han perforado una capa salada de agua congelada debajo de la superficie del planeta enano, dijeron los investigadores a la revista Nature.

Las partes más brillantes corresponden a los impactos más frescos.

La sonda Dawn busca en Ceres los secretos del Sistema Solar
La cámara de la sonda Dawn, de la agencia espacial de Estados Unidos (NASA), ha identificado unas 130 manchas en el planeta de 950 kilómetros de diámetro.

Pero de lejos, la colección más impresionante se encuentra en un cráter apodado Occator, en el hemisferio norte de Ceres.

Cuando la sonda llegó al planeta enano, la cámara estaba programada para registrar lo que suele ser una superficie oscura, negra como el asfalto.

Es por esto que las depresiones súperbrillantes dentro de Occator sobresaturaron el sensor del instrumento.

“Dijimos ‘wow, ¿qué es eso? No esperábamos esto'”, recuerda Andreas Nathues, el principal investigador de la cámara.

“La reflectividad estaba en un nivel de 0.25, es decir, cerca del 25% de la luz se reflejaba; y en el centro del núcleo interno [de la colección de manchas de Occator] todavía más: hasta un 50, 60% de la luz se reflejaba”, explicó el científico del Instituto Max Planck para la investigación del Sistema Solar, en Gotinga, Alemania.

“Mientras que la superficie que quedaba era más bien oscura, en la que se reflejaba un promedio de 9% aproximadamente”, dijo.

Hielo y sal en todo el planeta
Una posterior investigación indica ahora que hay una capa de hielo y sal en todo el planeta, debajo de los escombros rocosos que cubren Ceres.

Cuando un cuerpo del espacio impacta y penetra en esta capa, el hielo empieza a sublimarse (pasa directamente del estado sólido al gaseoso).

Este vapor liberado escapa de la superficie, levantando partículas de hielo y polvo, y produce una especie de bruma.

El planeta enano que lanza chorros de vapor
La sonda Dawn ha observado esta bruma durante el “día”, ya ha tomado registros de Occator en unos ángulos muy oblicuos.

La conclusión es que las manchas de Ceres se desvanecerán con el tiempo a medida que la mayor parte del hielo se derrita y quede solo sal.

La sonda Dawn ve evidencias de sulfato hidratado de magnesio, o lo que llamaríamos “sales de Epsom”.

Pero estas no son tan reflectivas como el hielo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.