Agoniza producción de cacahuate en San Andrés Tuxtla

Agoniza producción de cacahuate en San Andrés Tuxtla
  • Los menos de cien productores buscan ser apoyados debido a que no hay ningún programa que apoye a este sector por ser una producción que va en menor escala.
  • Empresas como Barcel y Sabritas se han interesado en comprar pero no hay una producción constante.

Armando Azamar Fonseca / San Andrés Tuxtla, Ver.- Los menos de cien productores de cacahuate que existen en el municipio buscan ser apoyados a través de los programas de maíz que se ofrecen debido a que no hay ningún programa que apoye a este sector por ser una producción que va en menor escala, expuso el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) Juan Segundo Aguilar Rivera.

“Para el caso de la producción de cacahuate en el municipio, estamos buscando algún tipo de esquema en el  que los productores se puedan beneficiar porque es un cultivo muy rentable pero  que se produce a baja escala, son productores muy aislados y dispersos que siembran en pequeñas proporciones”, señaló.

Acotó que en el municipio quedan un promedio de doscientos productores y las principales comunidades en donde se sigue sembrando el cacahuate es en Santa Rosa de Abata, Laguneta, Matacapan y Cebadilla.

Refirió que San Andrés es uno de los municipios líderes en calidad de cacahuate y lamentó que pese a esta situación, no hay programas para los pocos productores que quedan.

“No se invierte tanto porque no requiere demasiada fertilización y no tiene muchas plagas y les da buenas ganancias pero no hay una producción constante, aquí por lo menos en este distrito no hay un programa específico de apoyo a los productores”, dijo.

Comunicó que derivado de la poca producción tampoco se ha podido comercializar el poco cacahuate que en el municipio se cosecha, ya que empresas como Barcel y Sabritas se han interesado en comprar pero no hay una producción constante.

“Algunas empresas se han interesado pero como no es constante en producción no se ha logrado agarrar ningún convenio, Barcel y Sabritas han estado dispuestos a invertir. Ellos necesitan una producción constante y aquí la producción solo es una vez al año y ellos requieren que todo el tiempo se les esté vendiendo el producto”, advirtió.

Recalcó que los tiempos buenos para sembrar cacahuate son durante esta temporada de invierno, sin embargo, por carecer de apoyos menos de 100 productores le apostaran a la siembra de cacahuate.

“Desde la siembra hasta la cosecha son cuatro meses, se requiere labores de cultivo, por eso los productores no le han invertido tanto porque se requiere muchas horas de trabajo”, atajó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.