Alrededor de 20 mil familias cocinan con fogón por falta de economía para la compra del gas LP

Alrededor de 20 mil familias cocinan con fogón por falta de economía para la compra del gas LP
  • A lo largo de varios años las mujeres pobres de zonas rurales del municipio se exponen al humo de leña, el cual es tan nocivo como el del tabaco.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

A lo largo de varios años las mujeres pobres de zonas rurales del municipio se exponen al humo de leña, el cual es tan nocivo como el del tabaco, calculando que alrededor de unas 20 mil viviendas en algunas colonias y comunidades aún siguen utilizando el fogón común para la preparación de sus alimentos, consideró Susana Rocha Mier, Directora del Centro de Gestión Municipal.

“Muchas mujeres siguen utilizando el fogón común y eso es nocivo paras la salud, es incluso peor que un cigarro para los pulmones y esto se debe a la pobreza extrema en el que están sumergidas muchas familias que no les da para comprar gas y siguen utilizando leña para cocina”, dijo.

 Dijo que esta situación a nivel nacional ha causado la muerte de mujeres a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), mejor conocida como enfisema. De esos decesos, algunos casos son consecuencia del contacto con los contaminantes que se desprenden de los fogones en los que las afectadas cocinan.

“Este es un problema que ha sido ignorado por el sistema nacional de salud. Nadie lo menciona, ni siquiera porque ocasiona casi el mismo número de muertes que el cáncer de mama o el cérvico uterino, afirmó.

Resaltó que desde la gestación, las personas en las zonas rurales e indígenas están expuestas a esos contaminantes, siguen durante la infancia, y si son niñas quienes se quedan en la cocina para ayudar a sus madres. El resultado en el largo plazo es el deterioro de la función pulmonar y su evolución a EPOC, padecimiento incurable que generalmente se inicia con tos con flemas y dificultad respiratoria.

Comentó que los contaminantes que se desprenden del humo de leña son los mismos que los producidos por el tabaco.

“La diferencia con este último es la nicotina, que provoca adicción, y por las concentraciones de humo que entran a los pulmones está clara su relación con padecimientos graves como EPOC, cáncer pulmonar y afecciones cardiovasculares”, subrayó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.