Cumple Programa de Abasto Rural de Diconsa 37 años de llevar alimento a comunidades vulnerables

Cumple Programa de Abasto Rural de Diconsa 37 años de llevar alimento a comunidades vulnerables

  • El director general Juan Manuel Valle Pereña destacó que el PAR se moderniza y robustece para llegar a más comunidades
  • Por más de tres décadas se ha erigido como el principal bastión del Gobierno de la República para garantizar el derecho Constitucional a la alimentación

La existencia del Programa de Abasto Rural (PAR) durante 37 años ha permitido que el Gobierno de la República cuente con un aliado para garantizar a las familias mexicanas su derecho a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad como lo establece el artículo 4º Constitucional, afirmó el director general de Diconsa, Juan Manuel Valle Pereña.

Durante la conmemoración de casi cuatro décadas del PAR, el funcionario explicó que la paraestatal se ha distinguido por llevar la canasta básica y granos como maíz y frijol a las comunidades vulnerables y alejadas. Además, su participación ha sido clave en situaciones de emergencia para movilizar comestibles y otros productos de primera necesidad.

“El Programa de Abasto Rural es una herramienta de la política social que permite hacer importantes traslados de alimentos a los lugares a donde nadie más llega. Por tanto, nuestro compromiso es y será hacer crecer y fortalecer el PAR”, dijo Valle Pereña ante trabajadores de Diconsa y de los Consejos Comunitarios de Abasto reunidos en Oficinas Centrales.

“Estimamos que entre 2017 y 2018 hayamos renovado la flota vehicular y mejorado la obra pública, la intención es dejar las instalaciones en condiciones óptimas y que no tengamos un espacio con más de 10 años sin que le hayamos hecho lo necesario. Con esto me refiero a red hidráulica y eléctrica, mantenimiento a almacenes centrales y rurales, baños y oficinas”, añadió.

Hacia finales de 2015 se entregaron 70 vehículos de carga y, a principios de este año, 300 camionetas de supervisión. “Antes de que concluya 2016 se sumarán más unidades”, dijo.

Uno de los proyectos clave es la plataforma de pagos que consiste en una aplicación para teléfonos celulares, con la cual, los encargados de tiendas comunitarias podrán llevar con más facilidad sus inventarios, levantar pedidos a partir de su registro de ventas, vender tiempo aire y cobrar recibos por servicios de luz eléctrica, agua y televisión, por ejemplo.

Esta acción permitirá que los habitantes de las comunidades mejoren su entorno y además tengan la posibilidad de recibir remesas en un mismo punto.

Otra de las ventajas es que el uso de tecnología permitirá ahorrar tiempo en operaciones cotidianas, lo que hará que Diconsa enfoque mayores energías para ampliar la cobertura del Programa de Abasto Rural.

Leave a Reply

Your email address will not be published.