Dan el último adiós al supervisor escolar Julio Cesar Sixtega Antele

Dan el último adiós al supervisor escolar Julio Cesar Sixtega Antele
  • El gremio magisterial del sector de preescolar y primarias se congregaron en la explanada de la escuela Niños Héroes para rendirle un homenaje de cuerpo presente.
  • ¡Nos vemos en la cima del éxito!, una de las frases con el que fue recordado.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

Entre llanto y bellos recuerdos, el gremio magisterial de preescolar y primaria dio el último adiós al Profesor Julio Cesar Sixtega Antele, quien hasta este martes 22 de noviembre dejó de fungir como Supervisor Escolar de la zona escolar 027 tras su fallecimiento, dejando un gran legado y una gran unión entre el gremio de maestros.

En punto de las once del día el féretro del Profesor Julio Cesar, arribó primeramente en donde por seis años dio un excelente servicio como supervisor escolar como un último adiós, posteriormente en la explanada de la escuela primaria Niños Héroes ya lo esperaban compañeros, amigos y familiares para rendirle un homenaje póstumo.

Ahí, el Profesor Francisco Palma Santos, hizo uso de la palabra para recordar la gran trayectoria del joven Supervisor escolar Julio Sixtega, quien siempre se destacó por ser una persona emprendedora y con pasión a su profesión, dejando así un gran legado.

“Enero termina, bienvenido el mes del amor, quedan atrás desilusiones, experiencias, proyectos terminados y otros inconclusos, si hoy en mi existencia se encontraran la vida y la muerte y me dijeran es tiempo de partir, me iría con una sonrisa, agradecido por la magia del amor, la vida es maravillosa, me equivoque mucho pero en todo encontré el perdón, la acompañó la paz y el crecimiento.

Amé, reí, lloré, me caí y me levante mil veces más, jamás me rendí, siempre crecí, me iría agradecido porque cumplí hasta ahora con todos mis sueños, he sido un soldado incansable, un guerrero de la educación, un poeta enamorado, un maestro con pasión, un buscador de joyas, di mi vida en servicio para los demás y si acaso me diera tiempo pediría que en mi lápida se pusiera, sirvió con amor paras hacer de la tierra un pedacito de cielo para ser feliz, ¡los amo a todos!, nos vemos en la cima del éxito, renovarse y vivir2m fueron una de las palabras de reflexión que recordó el Profesor Francisco Palma escritas el 31 de enero del 2016 por el profesor Julio Cesar Sixtega Antele.

Julio, como muchos de sus amigos lo conocían o lo trataban, nace un 17 de febrero de 1964 en la localidad de Miltepec, perteneciente a San Andrés Tuxtla, sus padres la señora Luisa Antele Bustamante y Julio Sixtega Chiguil, sus hermanos Elisa y Johnny Sixtega Antele, su menor hijo Freddy Yael Sixtega.

Realiza sus estudios en el Jardín de niños concepción Guerrero de Maldonado de esta ciudad, su educación primaria en Patricio Arredondo, su secundaria en la Isidro Torres Moreno, y la preparatoria en la Isaac Ochoterena, se gradúa en 1994 como Licenciado en Educación en la escuela normal Enrique C. Rébsamen de la ciudad de Xalapa y actualmente cursaba su maestría en psicoterapeuta en el puerto de Veracruz.

 El profesor julio cesar inicia su docencia en la escuela primaria Miguel Negrete en  la ciudad de Moloacán durante seis meses, dado a las características y las cualidades de su vocación es invitado a realizar la función de apoyo técnico pedagógico en la zona escolar 063 de Coatzacoalcos, por indicación de Raúl Martín, Supervisor escolar de la zona 063 lo motiva a presentarse a la entrevista para llevar a cabo la función de supervisor escolar en el año 2005 en la zona escolar del valle de Uxpanapan, conocedor del consejo docente, técnico pedagógico, posteriormente en el mes de octubre del 2010 llega a esta zona escolar 027 de preescolar y primaria en San Andrés Tuxtla.

El féretro fue trasladado a la comunidad de Cuesta de Laja en este municipio en donde actualmente viven sus padres, ahí fue sepultado y posteriormente estarán realizándole el novenario en el domicilio de sus padres.

Hombre comprometido por su vocación, amable, respetuoso, emprendedor e innovador, fue una persona muy inteligente, cada acción dirigida a la excelencia, nos deja un inmenso dolor por su ausencia física. La labor del profesor no ha terminado, aunque la muerte inoportuna se presentó a interrumpir los proyectos de su vida, seguirán los éxitos tal y como él lo hubiese deseado. ¡Nos vemos en la cima del éxito!

Leave a Reply

Your email address will not be published.