Desertan cada vez más jóvenes sanandrescanos con su educación

Desertan cada vez más jóvenes sanandrescanos con su educación

  • Es en el nivel medio superior y superior donde por cuestiones económicas ya no pueden proseguir y se integran al campo laboral, asegura la directora de educación municipal.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

Es en el nivel educativo medio superior y superior donde cada vez más jóvenes desertan por la necesidad de integrarse al campo laboral tras la difícil situación económica que enfrentan la gran mayoría de las familias en el que los padres ya no pueden hacerse cargo de los gastos escolares y además, hay la necesidad de que aporten con los gastos del hogar, comentó Erika Navarro Téllez, Directora de educación municipal.

“Lo que es preescolar hasta secundaria los padres de familia de alguna u otra manera y a través del trabajo del DIF, se le dice a los padres que es un derecho el que los niños acudan a la escuela, entonces ellos hacen un gran esfuerzo porque los niños acudan a la escuela.

No es desconocimiento ni dejadez de los padres de familia después de que los jóvenes culminan con su secundaria, mucho tiene que ver con la cuestión económica el que no se integren a la educación media superior, a veces el padre de familia no cuenta con los recursos necesarios para poder mandar a los hijos a la escuela”, manifestó.

Esto, luego de que en México, 4.1 millones de alumnos entre tres y 17 años de edad están fuera de las escuelas debido a la pobreza, revela un estudio de la UNICEF. En el documento se muestra que de cada cien niños que ingresan al preescolar, 57 abandonan su educación antes de concluir el bachillerato.

La UNICEF también detalla que en México no existen programas suficientes para que se aliente a los desertores a regresar a la escuela.

“Ya se ven forzados a integrarse al campo laboral para poder aportar con los gastos del hogar, afortunadamente, la misma SEV y SEP han estado aperturando más escuelas hasta los más apartados lugares de los municipios.

Se han ido cubriendo poco a poco estos espacios aunque aún quedan comunidades sin secundaria o bachillerato, es un requisito tener cierta población para poder abrir estos espacios”, remarcó Navarro Téllez.

Comunicó que la gran mayoría de estos jóvenes se emplean en comercios que se encuentran dentro de la cabecera municipal, muchos llegan a ganar hasta 500 o 600 pesos semanales con una jornada de nueve de la mañana hasta las nueve de la noche.

Mientras que en otro de los casos en la zona rural, le entran a las labores propiamente de las familias, en el caso de los campesinos entran al trabajo de la familia en el campo.

Destacó que la deserción escolar ya no es exclusivo de las mujeres, pues si antes se creía que eran ellas las que se encontraban menos preparadas académicamente, ahora los tiempos son distintos y son ellas las que muestran mayor interés en prepararse profesionalmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.