Explotación agrícola, ganadera, la sobrepoblación y la tala inmoderada acaban con los veneros en SAT

Explotación agrícola, ganadera, la sobrepoblación y la tala inmoderada acaban con los veneros en SAT

  • Además el uso irracional del vital líquido, han sido factores que han dejado como consecuencia el grave problema de la falta de agua en el municipio.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

La explotación agrícola, ganadera, la sobrepoblación y la tala inmoderada, pero además el uso irracional del vital líquido, han sido factores que han dejado como consecuencia el grave problema de la falta de agua en el municipio, precisó el Director municipal del área de desarrollo social Jorge Ignacio Ortiz Jiménez.

 “Lo que hoy estamos viviendo es producto de años anteriores de todos los procesos, la población ha crecido, mas áreas han sido abiertas a la explotación agrícola o ganadera, otra parte ha sido utilizado con otros fines y eso hace que haya una reducción de espacios productivos y cada vez que hacemos el aprovechamiento de un área hay que remarcar que la infiltración del agua disminuye”, remarcó.

Comentó que la ciudadanía debe de participar en el uso racional del agua, pues muchas veces se utiliza más agua de la necesaria, además de adoptar técnicas de captación de agua en periodo de lluvia, un recurso que se desaprovecha y que solo en tiempos de crisis de agua potable es cuando se hace uso de ella.

“No podemos seguir contaminado, haciendo talas clandestinas, esto limita que el servicio municipal se vea rebasado. Se realizó un diagnóstico y tenemos mapeado vía satelital, un trabajo muy importante con la CMAPS en el cual se determina que uso tiene cada predio, pero también conocemos que condición está.

Las autoridades ejidales tienen que trabajar en la concientización de recuperar estas áreas que pueden ser o tienen potencial productivo forestal. Tenemos programas con la Semarnat para hacer plantaciones de áreas en la parte superior de los manantiales para hacer las captaciones de agua, especies nativas”, dijo.

Manifestó que una de las principales acciones que poco se realizan entre los pobladores y que es fundamental para evitar el desabasto de agua en los manantiales, es la reforestación, pues menos del diez por ciento del total de los pobladores en el municipio realizan de manera altruista estas acciones.

“Estas acciones tienen que ser con una visión a largo plazo, no podemos trabajar a plazos inmediatos porque esto ya lo está haciendo la administración con los famosos tandeos. Se tienen varias captaciones, las Víboras, San Simón, e inclusive se han hecho protecciones de los manantiales para que los animales que por ahí fecundan no afecten los veneros.

Hay dos tipos de plantaciones, las comerciales que están autorizadas por la Conafor y la Semarnat, pero también tenemos que ir buscando áreas dentro de los ejidos o zonas comunales que nos permita establecer plantaciones permanentes con las plantas nativas y que eso haga un amortiguamiento y que nos fortalezca en los cercos vivos”, remarcó.

Actualmente, el 90 por ciento de las colonias y comunidades padecen de la escasez del vital líquido y la única forma en que se pueda ir resolviendo el problema a largo plazo es realizando acciones de reforestación y el cuidado de los mantos acuíferos no contaminándolos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.