Fobos-Grunt, la basura espacial más pesada que caerá a la Tierra

Fobos-Grunt, la basura espacial más pesada que caerá a la Tierra

Fuente: La Cronica de Hoy

Muchas expectativas se centraban en la sonda rusa Fobos-Grunt y su viaje a Marte. Sin embargo, ese 9 de noviembre de 2011 no pudo realizar su trayectoria y se quedó orbitando dos meses alrededor de la Tierra. Y mañana a las 16:00 GTM -10:00 horas de México- se estrellará en el Océano Atlántico sur, cerca de Argentina, sin haber logrado sus objetivos científicos.

De acuerdo con los cálculos de la agencia espacial rusa Roscosmos, alrededor de 30 fragmentos de 200 kilogramos de un total de 13.5 toneladas que pesa la sonda impactarán en la Tierra. Los expertos señalan que el material altamente venenoso de sus depósitos y el cobalto radiactivo que transporta se desintegren al entrar en contacto con la atmósfera, aunque, precisaron, que no es del todo seguro.

La sonda debería permanecer tres años en la órbita de Marte y estudiaría su satélite Fobos. “Queríamos llegar a Marte y ni siquiera alcanzamos la Luna”, publica el diario ruso Novaja Gaseta.

Sobre los elementos nocivos, el experto ruso Alexander Ilin indicó que no puede descartarse del todo el peligro para las zonas pobladas ante la caída de restos de la sonda, si bien la mayor parte del aparato se desintegrará a su entrada en la atmósfera y el lugar el impacto no podrá calcularse con cierta precisión hasta poco antes de que se produzca.

EL ÁREA. La agencia rusa Roscosmos estableció que la nave podría caer en una zona comprendida entre Londres y América del Sur. Ayer, en su último comunicado, precisó que la sonda podría entrar este domingo, o incluso el lunes, en la atmósfera terrestre sobre el cielo de Argentina y caer en algún lugar del océano Atlántico. La sonda Fobos Grunt es una de las piezas de basura espacial más pesada que haya caído alguna vez a la Tierra.

El programa espacial tuvo su mayor fracaso con la sonda y la crítica pide la dimisión del director de Roscosmos, Vladimir Popovkin, quien generó más desconfianza de sus detractores al lanzar la tesis de que tras los fallos de Roscosmos podrían esconderse actos de “sabotaje”.

Sin embargo, Popovkin dejó muy claro que en el caso del Fobos-Grunt, los principales culpables fueron la falta de preparación técnica de la sonda -que costó 120 millones de euros- y la presión para acelerar su lanzamiento.

Quince años después de la última misión interplanetaria de Rusia, el espectacular proyecto Fobos-Grunt debía inaugurar una nueva era en el programa espacial ruso. Moscú pretendía marcar su propia tendencia ante los éxitos espaciales de China y la misión a Marte planeada por Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.