Importante que se denuncie el trabajo infantil; Procurador

Importante que se denuncie el trabajo infantil; Procurador

  • Aunque también los hay aquellos que llegan del Estado de Chiapas o Puebla en la venta de rosas y que en conjunto con mujeres indígenas son distribuidos en distintos pintos del sur de Veracruz.

Por Armando Azamar Fonseca

San Andrés Tuxtla

El trabajo infantil en esta ciudad persiste y va en aumento en los últimos meses, esto, ante la difícil situación que impera en los hogares donde desde temprana edad son mandados a trabajar en la venta de fruta o verdura de temporada, dulces, chicles o como betuneros, acotó el Procurador de la Defensa del Menor, la Familia y el Indígena Arturo Gómez Reyes.

“El trabajo infantil no se denuncia, nosotros no tenemos reportes pero esto no quiere decir que no haya casos, muy por el contrario, hay niños trabajando en las calles mandados por sus propios padres a conseguir el pan de la casa”, citó.

Acotó que tienen cuantificados a un promedio de 40 menores de edad que se ven en la vía pública vendiendo, otros más pidiendo limosnas, cifra muy independiente de los menores en situación de calle, pues estos representan otro problema social grave.

Aunque también los hay aquellos que llegan del Estado de Chiapas o Puebla en la venta de rosas y que en conjunto con mujeres indígenas son distribuidos en distintos pintos del sur de Veracruz para su explotación laboral y aquí es aún más difícil de poder denunciar los casos.

Comunicó que en la gran mayoría de las ocasiones, el problema radica en la difícil situación económica por la que atraviesan las familias de estos menores, seguido de una cultura que mantienen arraigada los padres en mandarlos a “ganarse la vida”, creyendo que es la mejor opción para ser personas de bien y es aquí cuando desertan con su educación.

“Deriva de la difícil situación económica de estas familias, en muchas ocasiones las parejas tienen cinco hijos en adelante y prefieren mandar a los menores a vender cualquier cosa, les enseñan algún oficio como bolear zapatos o incluso los integran al trabajo de campo o ganadero.

Desgraciadamente estamos aún con una mentalidad en donde mandarlos a trabajar es mejor que mandarlos a la escuela a que reciban su educación”, dijo.

Argumentó que es necesario que se denuncien este tipo de casos por parte de algún familiar o vecino, de manera que se pueda erradicar el trabajo infantil y proceder en contra de quienes cometen este delito.

Leave a Reply

Your email address will not be published.