Mujeres embarazadas en SAT son rechazadas laboralmente

Mujeres embarazadas en SAT son rechazadas laboralmente
  • En el municipio empresas de telefonía móvil, zapaterías, farmacias y centros comerciales representan el primer lugar en la violación a los derechos humanos de mujeres en estado de gestación.

Armando Azamar Fonseca / San Andrés Tuxtla, Ver.- Mujeres en estado de gestación representan el primer lugar en discriminación laboral en el municipio, situación por la cual las demandas y orientaciones por despido a consecuencia de este problema han aumentado, precisó el Presidente del Colegio de Abogados de la zona de Los Tuxtlas, José Manuel Ramírez Cagal.

 “En el municipio todavía se siguen dando casos de discriminación laboral hacia mujeres que están embarazadas, muchas son despedidas injustamente y quienes solicitan un empleo en este estado no son aceptadas.

Hay empresas que buscan imagen y piensan que porque tienen una panza muy grande no van a jalar a gente, principalmente a caballeros para comprar ciertos productos”, citó.

Y es que la condición de embarazo constituye el principal motivo de discriminación laboral contra las mujeres y en el municipio empresas de telefonía móvil, zapaterías, farmacias y centros comerciales son los principales autores.

Argumentó que este tipo de quejas son turnadas ante la junta de conciliación y arbitraje para darle el procedimiento correspondiente, de manera que la afectada conozca sus derechos como empleada.

“Estas cifras colocan a la maternidad como el principal motivo de discriminación para las mujeres en el ámbito del trabajo, ya sea para ingresar a un empleo o de permanecer en éste”, acotó.

Habló de la dificultad de dejar constancia de este tipo de situaciones, pues generalmente ocurren de manera silenciosa. Así, por ejemplo, aunque la mayoría de los contratistas (privados o públicos) no contempla la prueba de embarazo dentro de los requisitos de ingreso, durante el proceso de selección muchas empresas en el municipio si la llegan a aplicar.

Manifestó que el despido por condición de embarazo, representa una de las primeras causas de violación en los derechos humanos de las féminas en el municipio.

Refirió que las dificultades que representa el acreditar esta circunstancia ante los tribunales laborales, orilla a las mujeres a denunciar como si se trataran únicamente de un despido injustificado.

 “Yo creo que la dificultad está en el nivel probatorio ¿Qué pruebas utilizas para eso? Necesitarías pruebas testimoniales y qué compañero de trabajo se va a aventar a decir: “Yo soy tu testigo”. Es difícil. Muchas personas mostrarán su solidaridad, pero cuando las manden a llamar ante la autoridad no van a decirlo”, finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.