AVI de San Andrés esclarece crimen de calcinado hallado en San Andrés Tuxtla

AVI de San Andrés esclarece crimen de calcinado hallado en San Andrés Tuxtla

–          Marido traicionado por su esposa decide acabar con la vida de su contrincante

–          Le envían mensaje al hoy occiso para citarlo en su domicilio en donde fue muerto

Germán Méndez Rodríguez / San Andrés Tuxtla, Ver.- Efectivos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones, con base en San Andrés Tuxtla, al mando del comandante Juan Adiel García Lezama, logran la captura de tres sujetos responsables del homicidio de una persona del sexo masculino que apareció calcinado el día de ayer jueves en un camino que colinda con parcelas de maíz, en la comunidad del Laurel Nuevo.

Las autoridades ministeriales manifestaron que el día de ayer 11de agosto, se presentaron en sus oficinas la ciudadana Rebeca Hipólito Arteaga y Eduardo Caporal Rodríguez, esposa y hermano de José Alberto Caporal Rodríguez ya que desde el pasado miércoles 10 de agosto este no aparecía, luego de haber salido de su domicilio ubicado en calle Landeros y Coss Interior 1, de la colonia Belén Chico de esta ciudad de San Andrés Tuxtla, alrededor de las 16:40 horas.

Los denunciantes indicaron que su familiar había indicado que se trasladaría a la comunidad de Tilapan en donde haría un viaje con destino a la ciudad de Isla, para hacer un flete en su camioneta marca Chevrolet, color verde, modelo 1994, ya que se dedicaba a la compra y venta de frutas y verduras.

Fue al siguiente día que se enteraron del hallazgo del cuerpo calcinado de un hombre en la comunidad de Laurel Nuevo y que se encontraba en calidad de desconocido, por lo que acudieron a las oficinas de la AVI, en donde para salir de dudas fueron trasladados a las instalaciones de la Semefo en donde efectivamente se percataron que se trataba de su familiar.

Más noticias:   Cae 30 metros de barda del campo de beisbol Aurelio Vallados

Una tía del hoy occiso manifestó a los detectives que tenía conocimiento que su sobrino, sostenía una relación sentimental con la ciudadana Esther Tom Coto de 31 años de edad, con domicilio conocido en la comunidad de Tilapan y que el día de su desaparición este había ido a visitarla.

Los ministeriales al tener la ubicación de Esther Tom Coto, se trasladaron a su domicilio, entrevistándose e indicándole el motivo de su visita, en donde les dijo que efectivamente ella sostenía una relación con el hoy occiso, manifestando que su esposo de nombre Froylan Gutiérrez Ixtepan, el cual ya había regresado de los Estados Unidos, se había dado cuenta que lo engañaba, por lo que le pidió el nombre de su amante o de lo contrario la mataría.

Manifestó también que una vez que su marido tuvo nombre del hombre con quien lo engañaba, le ordeno que lo citara vía mensaje en el domicilio de ellos ubicado en la comunidad del Laurel Nuevo, ya que quería platicar solamente con él, que de lo contrario si no lo hacia ella iba a sufrir las consecuencias.

Angustiada dijo, que no tuvo más remedio ante las amenazas de su marido, que mandarle unos mensajes para citarlo, arribando alrededor de las 9:30 el hoy occiso, en donde inmediatamente fue sometido por el marido y otras dos personas más, trayendo uno de ellos un rifle.

Siguiendo con su relato indicó que ella se metió a su cuarto, en donde empezó a escuchar los quejidos de José Alberto Caporal Rodríguez, quien estaba siendo golpeado por estos sujetos, minutos después le dieron indicaciones que limpiara el desorden en su casa y que no dijera nada que de lo contrario la mataría, yéndose a bordo en una camioneta con sus amigos y el hoy occiso, llegando más tarde su marido quien se acostó reiterándole que no dijera nada.

Más noticias:   Encuentran lesionado a una persona sobre el Blvd. 5 de Febrero

Los ministeriales al tener conocimiento de quienes se trataban los asesinos de José Alberto Caporal Rodríguez, iniciaron la búsqueda de estas personas lográndose la detención de Froylan Gutiérrez Ixtepan, de 31 años de edad, Azael Otapan Xolo, de 23 años y Jairo Prieto Azamar  (a) “El Pachanga”, quienes confesaron su crimen, indicando que esta persona después de haberla golpeado hasta quedar inconsciente, fue ahorcado con un cable para después ir a quemar su cuerpo al lugar donde fue hallado.

Estos sujetos fueron puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Publico Investigador de esta ciudad, quien determinara su situación jurídica.