Desquebrajado el PRI: caso Coatzacoalcos – Diputados federales faltistas – Reforma al IPE de Veracruz – Una historia de amor priista

Desquebrajado el PRI

*Odio y venganza mueven elección de candidato a alcalde en Coatzacoalcos

*Un bolero y taxista, militante ahora del PAN, mantiene arrodillado al tricolor

*Estafó en tres ocasiones cúpula en poder sexenal a Gonzalo Guízar Valladares

*Fracasan cabilderos para nulificar a candidatos de Miguel Ángel Yunes Linares

Luis Velázquez

El PRI en Coatzacoalcos está desquebrajado.

Las tribus priistas sometidas en una carnicería humana sin precedente, movidas, incluso, por el rencor y el odio nacido del hígado, más que del corazón lastimado.

Peor tantito. Un lustrador de zapatos en su adolescencia, taxista en su juventud, el expriista Gonzalo Guízar Valladares, tiene arrodillada a la cúpula tricolor, en la antesala del terror, pues tanto las encuestas como la percepción ciudadana lo ubican como el nuevo alcalde.

Tantito peor. El pánico ha llegado a tanto que desde el sexenio próspero le han enviado a un par de cabilderos para convencerlo de su regreso al partido tricolor, el mismo PRI que años atrás lo dejara vestido y alborotado en tres ocasiones con la candidatura a la presidencia municipal.

“Iré por el PAN” ha dicho Guízar Valladares a sus amigos.

Y el PRI está temblando, pues luego del puerto jarocho, Coatzacoalcos ejerce el presupuesto más alto de norte a sur de la entidad, además de considerarse el segundo gran polo de desarrollo del “estado ideal para soñar”.

Es más, la locura priista llega a lo siguiente: exaliados, examigos, exsocios, excómplices, Marcelo Montiel Montiel, secretario de Desarrollo Social, dos veces alcaldes, que librara la manifiesta corrupción con negociaciones en el ORFIS y en la Comisión de Vigilancia del Congreso, y Marcos Theurel Cotero, el presidente municipal y exsecretario de Comunicaciones, han pasado del cariño de otros años a un odio bíblico con sed de venganza para aniquilarse uno al otro, a costa, incluso, de la derrota de su partido, el tricolor.

Y el rencor mezclado con la venganza se manifiesta así: Marcelo Montiel está obsesionado con imponer a su álter ego, el diputado federal, Joaquín Caballero Rosiñol, como candidato a la alcaldía.

Y Marcos Theurel Cotero, a su esposa, la hija de la exalcaldesa de Minatitlán, Guadalupe Porras, con quien otro miembro del grupo caciquil de Carlos Brito Gómez, asesor de JD, el diputado local, Flavino Ríos Alvarado, está conflictuado con la misma intensidad de una bomba motolov, integrada por el resentimiento.

Algo así como el furor entre los dos grupos empresariales descritos en la novela “El arlequín” de Morris West, que sólo terminó cuando uno al otro rafaguearon, primero, a sus familias; luego, entre ellos mismos.

Es más, Marcos Theurel pagó –al parecer con cargo al erario– una encuesta para demostrar a la elite priista que su esposa ocupa el primer lugar en la preferencia electoral ante el montielista Joaquín Caballero Rosiñol, quien figura en el sótano.

Y mientras el PRI, con todo y su regreso sexenal a Los Pinos, está hecho “bolas”, el partido Acción Nacional crece como tsunami.

Avasallante. Impetuoso.

ARRODILLA AL PRI UN BOLERO Y TAXISTA

Con un montón de hermanos, padres en la precariedad, de niño Gonzalo Guízar Valladares lustraba zapatos en el parque del pueblo.

De joven, ascendió en la escala social y fue taxista, allí empezó a construir amistades y lealtades que ahora tienen al PRI a punto de un síncope político.

En el 2010, su disciplina priista se desbordó y se cobijó en el PAN para buscar la alcaldía.

Y mientras en el otro lado, el priista Marcos Theurel Cotero recibió un financiamiento sin precedente, carretadas de millones de pesos y con la (presunta) compra del voto, Guízar Valladares, cobijado en el PAN por otro priista renegado, Miguel Ángel Yunes Linares, perdió la elección.

Guízar se fue del PRI luego de un trío de estafas partidistas:

La primera: cuando ya amarrada la candidatura a la presidencia municipal le impusieron a Marcelo Montiel Montiel como candidato.

Y se disciplinó.

La segunda: cuando también la elite priista en el poder sexenal, otra vez en el alemanismo, le había dado la bendición y fue sacrificado por el notario público, Iván Hillman Chapoy.

Y se disciplinó, a cambio, incluso, de la diputación local.

Y la tercera: en el 2010, cuando con el caballo a la mitad del río fue dejado a la deriva por Marcos Theurel Cotero.

Y fue entonces cuando el gallo brincó, aceptó la oferta del PAN y se enfrentó a la maquinaria tricolor, repleta de billete y con un montón de amenazas, hasta familiares.

No obstante, incluso, que la aplanadora priista se fue con todo en su contra, como sucediera en Minatitlán, a un ladito de Coatzacoalcos, donde el dos veces alcalde, exdiputado federal, extesorero del sindicato nacional petrolero, Pablo Pavón Vinales, también desertó del PRI y se cobijó en el PAN para buscar la alcaldía por tercera ocasión y fue encarcelado como en los tiempos bíblicos del partido tricolor.

Guízar Valladares siguió abriendo brecha, sin intimidarse ni doblegarse.

Y aun cuando perdió en el 2010, ahora tiene arrodillado al partido de Enrique Peña Nieto.

TORPEDEAN CABILDEROS A GONZALO GUÍZAR

Así, desde el palacio principal de Xalapa le han enviado a dos emisarios para convencerlo de bajarse de la nave panista y regresar al partido rojo como el hijo pródigo.

El primer cabildero fue el doctor en Filosofía, José Enrique Ampudia Mello, subsecretario General de Gobierno, yunista durante veinte años de su vida pública, y fracasó.

Ahora, la elite próspera le ha enviado a Jorge Uscanga Escobar, presidente del PRI, diputado federal, subsecretario de Gobierno, procurador de Justicia, alcalde de Xalapa y el único veracruzano con quien platicaba Peña Nieto antes de su candidatura presidencial, vía su amigo Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública.

Uscanga Escobar, viejo zorro de la política, lo está midiendo.

Pero en las neuronas y el corazón de Guízar Valladares sigue vigente el menosprecio y la humillación de las tres ocasiones en que lo sustituyeran por militantes ricos y pudientes y, sin olvidar sus tiempos de lustrador de zapatos y taxista, sigue fortaleciendo su alianza con el oftalmólogo Rafael García Bringas, exdiputado federal, quien irá de candidato a la diputación local.

Y García Bringas es otra pesadilla para el tricolor, pues además de su liderazgo popular, bastaría referir que la fama pública lo consigna como socio de Miguel Ángel Yunes Linares en las gasolineras desde aquellos tiempos del chirinismo.

Y con Guízar para la alcaldía, ningún PRI, así vaya, incluso, Marcelo Montiel para la presidencia municipal, derrotará al dueto, asesorado por Yunes Linares, quien los ha ganado para su causa como parte del proyecto político para la gubernatura en el año 2016.

Ahora sí, y como repite como estribillo el presidente del CDE del PRI, Erick Lagos Hernández, de que “en política lo que se compra con dinero sale barato”, su enseñanza doctoral le ha fallado.

DEL AMOR AL RESENTIMIENTO

El alcalde Marcos Theurel, el mismito que paseara en la ciudad en silla de ruedas al lado de su esposa, vive obsesionado con heredar el cargo a su pareja, de igual manera como Vicente Fox cayó en la misma tentación con Martha Sahagún; Néstor Kichner en Argentina con Cristina y Juan Domingo Perón con Evita.

En tanto, su rival Marcelo Montiel Montiel vive obsesionado con imponer a su diputado federal, Joaquín Caballero Rosiñol a la alcaldía.

Y en tal duelo de gigantes priistas (“enanos del tapanco” les llamaba José López Portillo), Marcos Theurel sufragó con cargo al erario una encuesta practicada por Ipsos México, a través de su filial, Ipsos Public Affairs, a cargo de Sarai Escobar Ávila, oficinas en la ciudad de México, para demostrar con números que su esposa, Guadalupe Félix de Theurel, arrasa a la multitud electoral de Coatzacoalcos.

El resultado es el siguiente a la pregunta a quién preferiría como alcalde:

Guadalupe Félix de Thereul: 42 por ciento en la preferencia ciudadana.

Joaquín Caballero Rosiñol: 12 por ciento.

Marcelo Montiel Montiel: 11 por ciento.

José Murad Lotfe, diputado local perteneciente a la cuadra del exalcalde, Iván Hillman Chapoy: 3 por ciento.

Otros rubros imprecisos: el resto del porcentaje.

A la pregunta sobre la persona que menos le gustaría que fuera presidente municipal, el escore queda de la siguiente manera:

Guadalupe Félix de Theurel: 8 por ciento.

Joaquín Caballero Rosiñol: 9 por ciento.

Marcelo Montiel Montiel: 13 por ciento.

José Murad Lotfte: 15 por ciento.

Otros rubros imprecisos: el resto del porcentaje.

A la pregunta sobre por quién votaría el ciudadano entrevistado, la respuesta es la siguiente:

Guadalupe Félix de Theurel: 61 por ciento.

Joaquín Caballero: 36 por ciento.

Marcelo Montiel: 34 por ciento.

José Murad Lotfe: 22 por ciento.

UN CACICAZGO SE DESMORONA

El cacicazgo político de Carlos Brito Gómez, asesor de JD, se desmorona.

Las circunstancias políticas y sus discípulos, a quienes enseñó las primeras letras de la política, lo han rebasado.

Flavino Ríos Alvarado, diputado local, a quien en 1974 con el gobernador Rafael Hernández Ochoa impusiera como director de Acción Social, ha marcado una raya.

Marcelo Montiel Montiel, a quien llevara a la tesorería municipal y la alcaldía en dos ocasiones, ya tiene su grupito, además de estar considerando el más rico del grupo compacto.

Más noticias:   Historia de fraude en IPE - Regreso de la presidencia imperial - Desacreditado Veracruz en el mundo

Marcos Theurel Cotero, quien estudiara la maestría y el doctorado en la Universidad “Marcelo Montiel”, ha agarrado su camino desde cuando se casara con la hija de la exalcaldesa de Minatitlán.

Fernando Charleston Salinas, secretario de Trabajo y Previsión Social con Miguel Alemán Velazco, está convertido en magistrado, lejos del “mar proceloso de la política, tragadero de hombres” como le llama el maestro Juan Maldonado Pereda.

El hijo de Fernando Charleston, del mismo nombre, es diputado federal, pero lejos de la sombra de Brito Gómez, con luz y capital propio.

Gonzalo Morgado Huesca, el peleador callejero, luego de haberse convertido en jefe de giras del gobernador Dante Delgado, a quien estafara con la candidatura a la alcaldía de Córdoba para favorecer a su examigo Juan Herrera Marín, cobra sin trabajar en el CDE del PRI.

Adolfo Mota Hernández, quien le cargara la maleta llena de billetes cuando fuera diputado local, ha agarrado su camino como secretario de Educación, con un nuevo padrino, el senador Emilio Gamboa Patrón, y con cuyo respaldo talachea para la candidatura a gobernador en el 2016.

Raúl Ramos Vicarte, propietario del hotel “Balajú” en el puerto jarocho, ha sido nombrado director del Registro Público de la Propiedad, anexas y conexas (bajando del caballo a Gerardo Cruz, exsubprocurador de Justicia), quizá como una de las penúltimas concesiones a Brito, aun cuando también debiera considerarse que Ramos Vicarte fue subsecretario de Gobierno con Miguel Alemán Velazco y por ahí habría otro puente con JD.

No obstante, Brito ha logrado notarías para sus hijos, uno de los cuales enfrentó en el año 2011 la sublevación de los notarios públicos de Minatitlán, porque el ayuntamiento le concesionaba sólo a él los trabajos notariales.

En 1980, Brito quiso reproducir el modelo de su antecesor en la subsecretaría, Manuel Carbonell de la Hoz, de operar la candidatura a gobernador, pero fracasó en el intento.

Ahora, 32 años después, un par de asesores más de JD, Enrique Jackson y José Murat Casab, lo han rebasado hasta con el salario mensual, pues la conseja popular de priistas asegura que cada uno percibe un millón de pesos mensuales, sin recibo de por medio, mientras Brito tendría un sueldo de secretario del gabinete.

Un lustrador de zapatos y taxista, Gonzalo Guízar Valladares, solo, solito con el arraigo popular, está a punto de dar muerte política al cacicazgo de Carlos Brito, el Pedro Páramo de Coatzacoalcos.

Lo bueno es que mientras Brito tendría negocios con sus hermanos en Tamaulipas y en Acapulco, Guerrero, y en tanto su mismo equipo le calcula una fortuna de veinte millones de pesos (que nada significan frente a la riqueza de Marcelo Montiel y Marcos Theurel), él mismo dice, viejo y zorruno gurú, que sólo es propietario de un lote en el panteón del pueblo, listo con todo y fosa para su sepelio…

Escenarios

*Diputados federales faltistas

*Priistas ocupan primer lugar

*Campeón, Ricardo Aldana

Luis Velázquez

I

En el mes de diciembre, los diputados federales de Veracruz más faltistas fueron los siguientes de acuerdo con la página web del Congreso de la Unión:

1.- El coordinador de la bancada jarocha, Luis Ricardo Aldana Prieto, con una inasistencia el día 04 y otra el 06, la última, claro, “con permiso de la mesa directiva”.

2.- Joaquín Caballero Rosiñol, por el distrito de Coatzacoalcos, con una inasistencia, el día 12.

Y, bueno, se explicaría a partir que el exdirector de Obra Pública del secretario de Desarrollo Social de Veracruz sueña, ansía, con dejar inconclusa la curul federal y brincar, como trapecista de la política priista, a la candidatura a la alcaldía de su pueblo, la tierra de Salma Hayek.

3.- Jorge Del Angel Acosta, con una inasistencia el día 06.

4.-Marina Garay Cabada, con una falta el mismo día 06.

5.-Noé Hernández González, con una inasistencia el día 6.

6.-El bugancista Tomás López Landeros, conocido como el “Rey de la chatarra” en la sierra de Zongolica, famoso por sus embutes a los reporteros, con inasistencias los días 12 y 13.

7.-Ponciano Vázquez Parissi, con dos faltitas, los días 06 y 11 de diciembre.

8.-Regina Vázquez Saut, media hermana de Ponciano Vázquez, con inasistencias los días 11 y 13.

9.-Y el alemanista y magnate periodístico, capitán José Alejandro Montano Guzmán, con una falta el día 06.

II

10.-En el lado del PRD, la diputada María Guadalupe Moctezuma Oviedo registró una falta el día

11.- Yazmín Copete Zapot, una inasistencia el día 06.

12.-El diputado del PVEM, Federico José González Luna Bueno, una el día 06.

13.-Y la legisladora Araceli Torres Flores, del Partido del Trabajo, una falta el día 06, que “por una comisión oficial”.

En tanto, ninguno de los siete diputados panistas (Rafael Acosta, Humberto Morelli, Juan Bueno, Gabriel Cárdenas, Mariana García, Leticia López y Víctor Serralde) faltó a una sola sesión. Asistieron a todas.

Claro, del lado priista también hubo diputados cumplidores, pero con nueve faltistas y ocho puntualitos como niños en educación básica, quedan desacreditados.

Y más, mucho más, el coordinador de la bancada tricolor, Luis Ricardo Aldana Prieto.

III

Por lo siguiente: Aldana Prieto fue nombrado pastor de los 16 diputados federales del PRI por desempeñarse como tesorero del sindicato nacional del gremio petrolero.

Pero más todavía, porque es yerno del líder nacional petrolero, Carlos Romero Deschamps, senador de la República.

Y porque si en el año 2000 el sindicato se prestó a un desvío millonario de Pemex para la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, ninguna duda existe que para la jornada electoral de Enrique Peña Nieto también pasó lista.

Y, bueno, si en el año 2011, una palabra de Romero Deschamps fue suficiente para encarcelar a su enemigo Pablo Pavón Vinales, dos veces alcalde de Minatitlán, una vez más legislador federal y en una sola ocasión tesorero del gremio petrolero, a quien le resucitaron un presunto fraude en el sindicato, ahora una palabra bastó para otorgar el liderazgo priista en el Congreso federal a Aldana Prieto.

Pero para Aldana Prieto resulta un millón de veces más importante el sindicato petrolero que la curul y, por tanto, en ninguna parte de sus neuronas aparece Veracruz como una prioridad.

Y por eso mismo, desde el primes mes como legislador mantiene el liderazgo como faltista, en reñida competencia con la panista Mariana Dunyaska García Rojas.

IV

Mal para Veracruz que Aldana Prieto coordine a la bancada jarocha.

Y mal porque mientras los diputados de otras entidades federativas defendieron con todo recursos adicionales para su estado, el tesorero de los petroleros se ocupó de tareas sindicales, abandonando el desarrollo social de la tierra jarocha.

Es más, hubo colegas suyos que cabildearon más fondos para la educación superior, mientras la Universidad Veracruzana (la número uno con nombre y prestigio de cara al Golfo de México) quedó a la deriva.

Bastaría referir que en el presupuesto de egresos 2013 del gobierno federal a Veracruz le fue mal, superado por otras entidades donde sus legisladores federales se fajaron como buenos guerreros.

Y mal, porque antes que Veracruz, Ricardo Aldana antepone el sindicato al que debe todo, hasta su enriquecimiento, y de paso, pertenecer a la familia de Romero Deschamps.

Y ni hablar, puede darse el lujo de faltar a cada rato a las sesiones de la Cámara Baja porque un manto de impunidad e inmunidad lo protege.

Su generoso suegro…

 

Expediente 2013

Una historia de amor priista

Luis Velázquez

Ahora que Enrique Peña Nieto es presidente de la República, los gobernadores del país (salvo los del estado de México, Michoacán y Sonora) necesitan recordar el siguiente dato y hecho, digamos, una de sus políticas públicas claves para ganarse su voluntad y simpatía:

I. Desde el gobernador interino César Camacho Quiroz, ahora presidente del CEN del PRI, hasta Arturo Montiel, Peña Nieto y Eruviel Ávila, han apoyado sin reservas de ninguna naturaleza el Teletón, de Televisa, que, como se sabe, genera con su, digamos, política solidaria con los niños pobres y discapacitados del país, una extraordinaria rebaja en el pago de impuestos.

II. A partir de 2010, penúltimo año de gobierno de Peña Nieto, el ahora presidente decidió convertir la aportación millonaria del estado de México al Teletón en parte del presupuesto estatal, que cada año se legisla en el Congreso local, y con un incremento significativo.

III. Además, el Congreso Peñista de Edomex acordó que en la ley de Egresos se incluyera “durante la próxima década una partida anual de 73 millones de pesos”.

Y lo anterior significa que de cara al Teletón 2021, cuando Peña Nieto haya dejado tres años su hogar en Los Pinos, Edomex habrá entregado 730 millones de pesos al Teletón (emeequis, 3, 12, 2012).

IV. Sin embargo, en el año 2011, el último de Peña Nieto, Edomex destinó 58 millones de pesos al Teletón, lo que, una vez más, reproduce el maridaje entre el exgobernador y Televisa que pronto, sin duda, habrá de advertirse en el pleito con Carlos Slim Helú, el hombre más pobre del mundo, con la concesión para una nueva televisora comercial en el país y de la banda ancha.

Más noticias:   Frente al Publico / Mel Gibson / Las mentiras de Raúl Sosa Alcalde de Santiago Tuxtla / Dos órdenes de aprehensión, zona cañera y zona sur de los Tuxtlas / Happy Birthday…Manuel Rosendo Pelayo / Cámara, acción, rodando, Sarita en Las Vegas

V. En tales circunstancias políticas, el único gobernador del país que ha interpretado al pie de la letra la política pública de Peña Nieto ante el Teletón ha sido Fausto Vallejo, de Michoacán, quien enviara una iniciativa al Congreso local, aprobada fast track, por deazo, para que a partir del año 2014 hasta 2023 el gobierno estatal entregue 40 millones de pesos anuales al Teletón. Es decir, 400 millones de pesos en la próxima década.

Bastaría referir que mientras en el Teletón de diciembre, 2012, los diputados federales del PAN donaron un millón de pesos, el góber Fausto Vallejo un total de 27 millones de pesos, rebasando, con mucho, al resto de sus colegas.

Y eso que Michoacán está en quiebra y endeudado, como de igual manera un elevado número de gobiernos estatales, y ni se diga municipales.

Y en el mismo tenor está el gobernador de Sonora, cuyo Congreso aprobó que de los 34 millones de pesos anuales pasarían a 73 millones cada año, como si se trata de un programa de interés público.

Así, Televisa practica la caridad ajena con sombrero gubernamental, y lo que es más canijo, con cargo al contribuyente.

El portal emeequis resume que en los últimos 15 años el Teletón ha recibido unos mil 464 millones de pesos de recursos públicos.

Dicho de una manera cruda pero real, uno de cada tres pesos los ha captado “del bolsillo de los mexicanos”.

PRIISTAS, SOMETIDOS A TELEVISA

De cualquier manera, Peña Nieto ha puesto el ejemplo. Como gobernador sometió al Congreso para convertir el donativo al Teletón en presupuesto público y, por tanto, ahora como presidente de la República su decisión es ley, de entrada, para los gobernadores priistas de la nación.

Y por tanto, si algún jefe del Poder Ejecutivo local desea congraciarse la simpatía y buena ventura presidencial una salida fue, sin duda, aprobar fast track la reforma educativa.

Otra, una nueva reforma a la reforma laboral que está en puerta.

Una más, la reforma de seguridad que ahí viene.

Otra más, la reforma energética que se está cocinando, casi a punto de turrón.

Y por añadidura, cada gobernador habrá de incluir en el presupuesto anual un ejercicio fijo, impostergable, exponencial para el Teletón.

Y más en las entidades federativas donde ya funciona un centro, como por ejemplo, en Veracruz, con Poza Rica.

Cierto, a la fecha Televisa ha creado 20 centros de rehabilitación infantil en 18 estados.

Pero pronto, antes de que el gallo cante tres veces, quizá antes del fin del sexenio peñista, el país estará sembrado de Teletones.

Y ningún gobernador podrá evadir la presidencia imperial peñista para ser magnánimo y generoso con Televisa y ofrecer una lucecita de esperanza en la noche perpetua de los niños discapacitados.

Se ignora, por ejemplo, porque fue manejado con opacidad y en el más profundo misterio, la aportación del sexenio próspero al Teletón en diciembre 2012.

Pero, ni hablar, queda ahí la política pública de Peña Nieto desde cuando gobernaba el estado de México.

Y ahora, convertido en el nuevo tlatoani, cada mandatario está obligado a entrar cantando a Belem…

Barandal

*Reforma al IPE de Veracruz

*Lista solución a pensiones

*Propuesta será consensada

Luis Velázquez

PASAMANO: el actuario Miguel Aguirre Farías, un especialista en pensiones que ha solucionado el problema de los jubilados en unas 20 entidades federativas del país, tiene casi terminada la iniciativa para sacar del atolladero al Instituto de Pensiones de Veracruz, IPE, donde cada vez el pago de las pensiones se recrudece… Y más, mucho más, porque en la fila hay un montón de trabajadores esperando el momento estelar del retiro, luego de 30 años de servicio ininterrumpido… Se trata de una reforma paramétrica a las pensiones en la tierra jarocha bajo las siguientes opciones, entre otras… La primera: considerando que la población en Veracruz, como en el resto del país, ha empezado a tener más años de vida, aumentar el número de años para pensionarse a cada servidor del Estado… Y si ahora, por ejemplo, pueden colgar los guantes a los 30 años de antigüedad laboral, incrementar unos años más en una decisión colectiva, donde participen tanto los líderes sindicales (unos 18) del Consejo de Administración del IPE como la parte oficial como los 50 diputados locales…La segunda: aumentar, luego de un acuerdo común entre las partes, la cuota mensual del trabajador en activo para dar un respiro al instituto, y al mismo tiempo, sin originar un gravamen insuperable al salario… La tercera: establecer, en un cabildeo colectivo, un techo presupuestal cada año a las nuevas pensiones, de tal forma de que una vez llegado al tope ni una pensión más sea otorgada en el transcurso del año sino hasta el siguiente… La cuarta, entre otras, podría alimentar una sublevación entre los derechohabientes, pero ni modo, la emergencia económica del IPE lo exige y reclama…

BALAUSTRADAS: así, la cuarta propuesta es la siguiente… Si ahora hay trabajadores que se pensionan con tres salarios (el salario, digamos, del gobierno estatal; el salario como maestro de tiempo completo, digamos, de la Universidad Veracruzana, y el salario de tiempo completo como profesor de Enseñanza Media), con lo que reciben más de cien mil pesos mensuales, fijar otro tope para lograr, hasta donde sea posible, una distribución digna y justa de las pensiones, pues ahora hay burócratas jubilados con, digamos, hasta 3 mil pesos al mes… Y es que así como funcionan ahora se multiplican la desigualdad social y la desigualdad económica… Una quinta propuesta es la siguiente… Hoy, y de acuerdo con la ley, si el pensionado fallece, entonces, por añadidura, la esposa se queda con la pensión que poco a poco, de manera gradual, se va reduciendo hasta quedar en el 50%, partiendo de la base de que solo queda la cónyuge… Sin embargo, cuando el IPE echa cuentas resulta onerosa tal cláusula y, por tanto, la están sopesando una y mil veces, pues ninguna duda hay de que en caso de suspenderse, incluso reducirse a un porcentaje mayor, por ahí puede estallar la tercera guerra mundial… Hay, quizá, otras opciones planteadas por el actuario Miguel Aguirre Farías, pero las anteriores pudieran considerarse las más importantes, al mismo tiempo, las más riesgosas y/o peligrosas… Por eso, el director del IPE, maestro de la Universidad Veracruzana, tanto del sistema escolarizado como abierto, notario público, cabildea, platica, consensa, dialoga, calibra con los dirigentes sindicales adheridos al IPE y con los diputados locales para buscar una solución que satisfaga a todos por igual, sin detrimento de la paz social de Veracruz… Y es que, con frecuencia, las tribus priistas suelen aprovechar el río revuelto para allegar agua a su molino, y por ningún concepto se vale cuando como ahora el IPE se ha convertido en rehén de sí mismo en un atolladero económico sin precedente…

ESCALERAS: en el debate del presupuesto 2013 para el sexenio próspero en el Congreso local, el diputado líder desde hace 18 años del FESAPAUV, que aglutina a unos 8 mil maestros de la Universidad Veracruzana, logó cabildear para quitar $50 millones de pesos al Instituto Electoral (IEV) y transferir 15 millones a la Comisión de Atención y Protección a Periodistas en Veracruz, presidida por la directora de la facultad de Comunicación-UV, y 30 millones de pesos para el Instituto de Pensiones, que tan urgido anda de recursos para cumplir obligaciones… Pero con todo, la transferencia de recursos al IPE resulta insuficiente para la gran demanda mensual… Por eso la urgencia y conveniencia de la reforma paramétrica, que bien valdría la pena lanzar, más que un plebiscito entre los trabajadores al servicio del Estado, foros regionales con las partes para un informe de hechos y circunstancias así como también para levantar reflexiones colectivas en cada demarcación… Y por añadidura, para un debate con orden, disciplina y método para sensibilizar a los derechohabientes, con alteza de miras girando alrededor de propuestas para enriquecer el proyecto original… Además, de un debate con tiempo suficiente en el Congreso… Así, habrían de evitarse caminatas en Xalapa, incluso, marchas y bloqueos de carreteras que han sido amenazadas por el subsecretario General de Gobierno con demandas tanto en la Procuraduría de Justicia de Veracruz como la PGR, pues el diálogo político ha fracasado…