En Oaxaca, encuentran ejecutados a padre e hijo originarios de Tierra Blanca

En Oaxaca, encuentran ejecutados a padre e hijo originarios de Tierra Blanca
  • 24 horas antes habían sido levantados por sujetos desconocidos mientras pesaban un semoviente.
  • Fueron hallados a un costado de la carretera estatal que comunica a las localidades del Amate y Acatlán, casi en los límites con el estado de Veracruz.
  • Ambos tenían el rostro cubierto con cinta canela, además de huellas de tortura.

Germán Méndez Rodríguez / Acatlán de Pérez Figueroa, Oax.- Hallan ejecutados a padre e hijo, en el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, esto en los límites con Tierra Blanca, de donde eran originarios.

Una llamada telefónica a las autoridades policiacas de aquel municipio, reportaba la presencia de dos cuerpos sin vidas, a un costado de la carretera estatal que comunica a las localidades del Amate y Acatlán, a la altura de la curva conocida como “Tétela”.

En el lugar las autoridades observaron que se trataban de dos personas del sexo masculino, quienes tenían el rostro cubierto con cinta canela, además de huellas de haber sido torturados.

Ante la coordinación entre las autoridades de ambos estados, se supo que estas personas respondían a los nombres de Alfredo Cruz Contreras y su hijo Alfredo Cruz Fernández, originarios del municipio de Tierra Blanca.

Se supo que padre e hijo, habían sido levantados por sujetos desconocidos, en las instalaciones de la expo feria ganadera de Tierra Blanca, cuando se encontraban pesando un semoviente, alrededor de las 10:00 horas de ayer lunes.

También se logró saber que Alfredo Cruz Contreras, había sido denunciado por algunos ganaderos de la zona, como presunto responsable de robo de ganado.

Tras realizar las autoridades los trabajos en el lugar del hallazgo, ambos cuerpos fueron trasladados al SEMEFO de aquel municipio para la práctica de la necrocirugía de ley.

Más noticias:   Hallan cuerpo sin vida flotando en las aguas de un rio en Tierra Blanca

Cabe mencionar no se encontraron cartuchos percutidos en el lugar del hallazgo, por lo que se presume que luego de darles muerte, los fueron a tirar.