Ganaderos en San Andrés Tuxtla debieron prepararse para afrontar temporada de estiaje

Ganaderos en San Andrés Tuxtla debieron prepararse para afrontar temporada de estiaje

Armando Azamar Fonseca / San Andrés Tuxtla, Ver.- Ganaderos en el municipio debieron de preparase para afrontar la temporada de estiaje que dio inicio en este mes de marzo ya que se esperan temperaturas mayores durante los meses de abril y mayo que podría estar generando la mortandad de ganado de no contar con suficiente forraje y silos para su alimentación debido a la falta de pastura en los potreros, precisó el Presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL) Guillermo Pretelin Silva.

“La temporada ya la tenemos encima, nos preparamos quienes tenemos la conciencia de hacerlo guardando forrajes y haciendo silos, así como hacer más divisiones en los potreros y esperemos que esta temporada no sea crítica. Nos preparamos en la medida de lo posible, si la temporada se pone critica habrá zonas donde si nos pegue mucho”, dijo.

Manifestó que el 2015 fue un año crítico para los ganaderos a comparación del 2016 y este 2017 donde se espera no existan reportes de muerte de ganado por el estiaje.

“El otro año fue benévolo en cuestión de la sequía, no estuvo tan crítica como en el 2015 ya que fue un año atípico, muy complicado.

Sería bueno que todos pudiéramos prepararnos, pero estamos en una zona rica en recursos naturales, la invitación a los compañeros es a que no reforesten sus parcelas, que conserven un poco de vegetación y los que no tengan que la traten de incrementar en sus potreros”, apuntó.

Comunicó que la zona menos propensa de sufrir por la época de estiaje es en la zona de la montaña, ya que existen nacimientos y manantiales que coadyuvan como bebederos para los semovientes en muchos potreros.

Más noticias:   Preparados 58 albergues ante alguna contingencia por lluvias en San Andrés Tuxtla

Sin embargo, en la zona baja también se cuenta con la opción de realizar ollas de agua ya que el suelo permite el estancamiento del vital líquido por meses.

“En la zona de la montaña existen nacimientos y manantiales, aunque la cantidad de agua disminuye siempre hay de donde echar mano, en la zona baja del municipio se tienen los ríos y es más fácil hacer la ollas de agua porque el suelo no es arenoso, si haces una olla de agua en la zona de la montaña que es arenosa se filtra y no se detiene el agua”, atajó.

Pretelin Silva, adujo que los ganaderos en el municipio mantienen la cultura de prepararse para afrontar la temporada de sequía y esto ha ido mejorando año con año.