Sin respetar espacios para personas con discapacidad en SAT

Sin respetar espacios para personas con discapacidad en SAT

* Hay discapacidad social por la falta de conciencia de quienes no presentan alguna discapacidad y no respetan espacios públicos para quien las padece.

Armando Azamar Fonseca /San Andrés Tuxtla, Ver.- Personas que viven con alguna discapacidad hacen un llamado enérgico a que la ciudadanía sea más consciente, sensible y respetuosa con quien las padece, pues actualmente abunda la falta de respeto a los espacios destinados para ellos.

Personas que transitan por las complicadas vialidades del municipio, piden que las autoridades atiendan más a este sector de la población, según lo expuso Bladimir Hernández Rodríguez, persona con discapacidad visual, con un perro guía desde el año 2011, empresario independiente y Presidente de la Asociación Civil Pro, equidad, social e inclusión.

“La difusión que se ha llevado a cabo por parte de los tres órdenes de gobierno ha sido de simulación porque realmente existe falta de capacitación, ese acervo a la población de saber que puede hacer, como puede apoyar a las personas, hay discapacidad social, en ocasiones no tienen la prudencia de saber que hay espacios designados para una persona con discapacidad por alguna razón, en este caso las rampas, si alguien obstaculiza las rampas a nosotros nos obstaculizan.

A veces hay omisiones por parte de los mismos cuerpos de seguridad y vialidad porque me ha tocado experimentarlo en carne propia que los espacio públicos de accesibilidad a las rampas están ocupadas y todavía me dice el policía o el de transito que me dé la vuelta, cuando existe un reglamento que ese espacio tiene que estar libre”, externó.

Y es que en el municipio, aunque hay rampas, existen aún lugares públicos con pocos espacios que faciliten la movilidad de personas que usan sillas de rueda o que, por alguna cuestión, no puedan trasladarse con facilidad.

Más noticias:   Deserción escolar, un cáncer difícil de erradicar

“Está mal, por ejemplo, que quienes trasladan a sus familiares en silla de ruedas sufran mucho porque no hay rampas o estacionan los coches, y los que van en sillas de rueda ahí van jalándolos y piden ayuda para subir la silla; hay que ser más humanos”, aseveró.

Manifestó en que se debe trabajar en la concientización de la gente, principalmente de los automovilistas, ya que son estos quienes menos respeto manifiestan por quienes viven con alguna discapacidad y, lejos de ayudar, complican la movilidad.